¿La imagen es frivolidad?

 

¿La imagen es frivolidad?

Hace unas semanas Marcela me dijo que no estaba interesada en trabajar en su imagen porque son frivolidades y suele tener pocos compromisos sociales. Andrés, su esposo, es un hombre de negocios que asiste con frecuencia a reuniones sociales y Marcela lo acompaña en ocasiones.

Un viernes asistió con Andrés a la boda de la hija de uno de los socios de la empresa, los sentaron en una mesa para diez personas. El director de operaciones iba acompañado de  Karla, su novia, una joven atractiva que llamaba mucho la atención por lo ajustado, pequeño y escotado de su vestido. A la hora de la cena Karla tomó los cubiertos de Andrés, cuando se percató del error se puso nerviosa y tiró la copa con vino. Todos la observaban sin hacer comentario, pero en su interior ya habían hecho una historia sobre Karla; ya se habían imaginado su nivel de escolaridad, el lugar donde vivía, su estatus social, la familia que tenía, lo que solía comer y mucho más. Ya la habían enjuiciado y desaprobado, sin decir una sola palabra la rechazaron. ¿Suena cruel? Sí, lo es; sin embargo esta es la realidad.

Una mañana  Marcela acudió a mi oficina, me sorprendió su presencia, me dijo que desde que asistió a esa cena no había podido quitarse de la cabeza la importancia de la imagen porque no quiere afectar el prestigio y la reputación de su esposo. Subrayó que tenía la idea que la imagen era cosa de mujeres vanidosas y que por ello pensaba era una cuestión frívola y sin trascendencia; pero ahora tenía el firme deseo de convertir su imagen en un recurso de valor.

Efectivamente, aunque no nos demos cuenta, la apariencia influye en la forma en que las personas nos perciben, la primera impresión tiene sus consecuencias aunque digamos que no nos importa. Nuestra imagen influye poderosamente en las decisiones de la gente en temas tan cruciales como la posibilidad de ser contratado o promovido, que nos acepten en un círculo social, que nos compren, etc., es decir, aspectos fundamentales de nuestra vida diaria. El impacto que tiene la imagen en las vidas privadas seguramente lo has experimentado en el trato que recibes de los empleados de una tienda; pero más allá de ser bien tratado por extraños, nuestra imagen tiene un impacto significativo en nuestra felicidad, pues afecta también nuestras relaciones laborales, románticas y de amistad.

En el ámbito laboral el impacto de una imagen se puede medir en términos monetarios; pues una persona que es bien percibida, provoca actitudes positivas para que la gente te diga:

  • Sí, quiero hacer negocio contigo.
  • Sí, puedo confiar en ti y te autorizo el crédito.
  • Sí, te creo.
  • Sí, eres la mejor opción.
  • Sí, quiero que trabajes con nosotros.
  • Sí, mereces una promoción.
  • Sí, quiero comprar tu producto.

Una buena reputación (que no es otra cosa que una imagen sostenida en el tiempo) genera valor a la persona, a su familia, a su empresa, a su comunidad y a su país. Sí, al país, porque cuando viajamos al exterior las personas con las que interactuamos no dicen: -Juan o Luisa son muy amables y finas personas- ellos expresan; los mexicanos son personas amables, limpias, civilizadas, alegres, amistosas, o todo lo contrario.

Marcela ahora es una de mis clientas más entusiastas, no sólo goza de una apariencia física muy favorecedora, sino también ha adquirido conocimientos en materia de etiqueta y protocolo social y profesional que han reforzado su seguridad y confianza. Marcela y otras mujeres se han acercado a IQGV porque quieren ayudar a sus esposos a alcanzar metas como: estatus, aceptación, confianza, destacar con éxito y una mejor posición laboral; por ello IQGV ha preparado el nuevo programa Online Viste para el éxito: guía para el hombre’. ¿Qué ventajas tiene?

  • Conocerás las reglas del buen vestir.
  • Conseguirás una buena imagen que te permita sentirse confiado, seguro, único y que los demás lo noten.
  • Mejorarás tu apariencia y aumentará tu autoestima.
  • Agregarás valor a tu empresa y a tu persona.
  • Entenderás lo que significa estar bien vestido en el trabajo, sobre todo si atiendes a clientes, proveedores o socios.
  • Reconocimiento de la gente al preferirte sobre la competencia.

Este programa es lo mejor que puede pagar tu dinero, sólo 99 dólares y está dirigido a los hombres de negocios, profesionistas, recién egresados universitarios y políticos que quieran mejorar su imagen profesional.

 ¡Más de 29 clases y 3 horas de contenido!

  • Compatibilidad con iPhone, iPad y Android.
  • Aprobado por Udemy, la plataforma educativa con cobertura en más de 190 países.
  • Al término del programa recibes un certificado de cumplimiento.

¿Quieres saber más? Te mostramos un adelanto del contenido en: bit.ly/1fI0aQR 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s