¿Sabías que las excusas y justificaciones son tácticas para proteger la imagen?

Todos solemos usar las excusas y justificaciones para solucionar situaciones de aprieto. Si te fijas, cuando una persona se siente culpable se convierte en su propio asesor de imagen y trata de cambiar el modo de pensar de los demás sobre su error.

Hay diferencias importantes entre la excusa y la justificación. La excusa es un intento por reducir la responsabilidad. Por ejemplo, si María derrama el café en la computadora, dice que la culpa es del suelo resbaladizo que le hizo caerse. En este caso María no puede evadir completamente su responsabilidad pero pretende minimizarla.

En cambio, una justificación acepta la responsabilidad de la acción, pero la persona niega que la acción fuera inadecuada. Por ejemplo, Luis cobra de más a un cliente; cuando su compañero le pregunta por qué lo hizo, se justifica diciéndole que ése cliente en el pasado les ha pagado de menos. Lo que Luis en realidad quiere expresar es que robarle a un ladrón no es del todo inmoral.

¡Y todavía hay quienes dicen que la gestión de la imagen es cosa de gente vanidosa, o que la imagen no le importa! ¿Ustedes les creen?

¿Te gustaría tener una imagen que genere valor?

Imagen que genera valor 7 segundos imagen (2)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s