Imagen

Feliz 2016

wishing you a merry

Etiqueta en el restaurante

Etiqueta en la mesa

En el restaurante podemos ir como invitados o anfitriones, en esta ocasión hablaremos de las buenas maneras y modales en la mesa cuando somos invitados.

  • Al recibir la invitación lo primero es agradecerla y luego confirmar tu asistencia.
  • Es por demás decir que hay que llegar temprano, pues ello habla de respeto y consideración a los demás.
  • Como invitado debes esperar a que el anfitrión te señale tu sitio, si no lo hace, elige tú el lugar.
  • No pretendas pedir el vino si el anfitrión no te lo solicita.
  • La elección del plato es una manera de expresar tu personalidad y ello puede influir en la percepción que el anfitrión y los otros invitados se formen de ti, recuerda que todo lo que hacemos fortalece o debilita nuestra imagen.
  • Espera a que el anfitrión ordene la comida para que sigas la pauta marcada por él, si no lo hace elige platos de un precio moderado; si el anfitrión te propone algo más caro acepta su sugerencia, tal vez quiere halagarte.
  • Isabel Maestre, autora del libro ‘El arte de la Buena Mesa’ señala que la elección de una carne roja puede denotar agresividad y eficiencia, al igual que la caza o el marisco; por su parte, el pescado es apropiado para gente más sofisticada, y un plato exótico significa cierta creatividad.
  • Si la comida o el vino lo ameritan, haz un comentario positivo pero sin exagerar.
  • No reclames al camarero ni muestres tu enojo, dirígete a él con discreción y para pedir algo.
  • Acabada la comida será el invitado de honor quien levante la sesión.
  • Al salir, agradece nuevamente la invitación.
Etiqueta en el restaurante

Etiqueta en el restaurante

Estos tips pueden ser importantes para una comida de negocios o entrevista de trabajo, pues en la actualidad no es extraño citar a los candidatos a un empleo en un restaurante para evaluar sus hábitos y modales en la mesa, así como su eventual comportamiento con clientes, colegas, inversionistas o proveedores.

10 maneras de mostrar a tus clientes que son importantes

Viste para el clienteA veces no nos damos cuenta o no creemos que lo que estamos haciendo es notado, pero nuestro comportamiento no es invisible; lo que hacemos dice mucho acerca de nosotros. A continuación te presento 10 maneras de mostrar a tus clientes que son importantes.

  1. Postura. ¿Has notado cómo cambia tu cuerpo cuando dejas esa ropa de descanso para ponerte un lindo vestido o un traje con buen diseño? ¿Has percibido lo que siente tu cuerpo cuando adoptas posturas de debilidad, desinterés o poder? Nuestros cuerpos toman la forma en que nos sentimos y nos movemos. Ahora imagínate sentado o parado frente a un cliente, ¿qué postura tiene tu cuerpo? ¿Qué mensajes transmite? ¿Seguridad, confianza, interés o todo lo contrario? ¿Qué postura tendrías que adoptar para hacerlo sentir importante? Siéntate derecho y relaja los hombros, toma una respiración y dibuja una sonrisa.
  1. Bríndale toda tu atención. Ya sea que tengas al cliente cara a cara o en la línea telefónica, o en una conferencia vía internet, si estás checando tus correos o haciendo otra cosa, tu voz y lenguaje corporal estarán enviando mensajes de que no te interesa atenderlo. La posición y movimiento de las piernas son un buen indicador de tus intenciones, dado que los pies están frecuentemente controlados por el cerebro límbico (conocido también como cerebro emocional) revelan lo que realmente quieres hacer; tú podrías pensar que es una señal sutil que nadie podrá notarla, pero la dirección de los pies afecta la alineación del resto del cuerpo. Mi consejo es que si quieres causar una buena impresión lo que tienes que hacer es poner atención a tu interlocutor y apuntar los pies hacia él.
  1. Llega a tiempo. Los inicios y los finales en la atención son críticos, llegar tarde te pone en desventaja.
  1. Deja a un lado tus dispositivos móviles. Cuando aparecieron los primeros teléfonos celulares, tener uno hacía parecer al poseedor como una persona importante, ocupada y poderosa; sin embargo, si hoy cargas con tu teléfono a todas partes y concentras tu atención en él, estás mandando un mensaje de que tu tiempo y tus intereses están en otro lado. Imagina que tu teléfono es un niño de tres años, pregunta al cliente si estaría de acuerdo que tu niño de tres años entre a la reunión y que interrumpa cada vez que quiera. Si la respuesta es no, guárdalo. Recuerda: a) la persona que está frente a ti es más importante que tu teléfono; b) apaga el teléfono o ponlo en modo de silencio, no lo coloques sobre la mesa o escritorio; c) haz saber a tu interlocutor que vas a apagar el teléfono mientras conversan y que le vas a brindar toda tu atención; d) no saques el teléfono para checar los mensajes si el cliente permanece aún en la oficina.
  1. Crea confianza interactuando cara a cara. Hallazgos recientes de Gregory Northcraft, profesor de la Universidad de Illinois, confirman que reunirse cara a cara con el cliente mejora la confianza y la cooperación debido a que los encuentros en persona permiten leer las reacciones y adoptar el lenguaje corporal apropiado para llegar a un entendimiento.
  1. Mantente visible, socializa y escucha. Saluda cuando llegues y despídete al salir. Hazte visible, visita al cliente, que te escuche, pídele una cita para tratar un asunto cara a cara, invítalo a desayunar o comer. Pregunta acerca del proyecto, los avances y los logros. Muestra curiosidad sobre lo que le gusta para abrir los puentes de comunicación.
  1. Cada cliente es diferente y tiene necesidades únicas. Algunas personas primero desean conocer a su interlocutor antes de hacer negocio, otras van al grano y negocian en la primera cita; ello indica que cada cliente tiene necesidades únicas. Si la persona es afectuosa y quiere platicar para conocerse inicia una conversación de tipo social, de lo contrario aborda el tema de negocio sin mayor preámbulo.
  1. Responde los correos. Si no respondes los mensajes la gente asumirá que no te interesa su asunto. Retrasar la respuesta porque no sabes qué decir o tienes temor de su reacción puede causar problemas; no responder también es una acción. Si no exhibes un comportamiento razonable las personas tenderán a pensar cosas negativas que dañarán no sólo tu imagen, sino cosa más importante, la imagen de la empresa. Mi consejo es que al menos digas que recibiste el mensaje y que pronto tendrán una respuesta.
  1. Viste para el cliente. Esto parece obvio pero generalmente no lo es, la ropa que usamos en el ámbito profesional es una muestra de respeto –o falta de respeto- hacia los demás; vestir inapropiadamente para ir a trabajar es una descortesía. Patti Wood, autora del libro SNAP, Making the Most of First Impressions, Body Language and Charisma” dice que el 75% de los estadounidenses consideran que un hombre bien vestido envía un mensaje de éxito, seguridad y confianza; en tanto que una mujer bien vestida transmite un mensaje de inteligencia y competencia.
  1. No olvides tu cara y cabello. El hombre debe lucir pulcro y lucir un buen corte de cabello. La mujer que usa el maquillaje apropiado para ir al trabajo es considerada profesional y competente; además tiene más posibilidades de ser contratada y promovida. Diversos estudios realizados en Estados Unidos confirman que las mujeres que se maquillan tienen altas probabilidades de ganar más dinero y progresar en sus trabajos. Para probar el efecto que tiene el maquillaje entre los gerentes de recursos humanos se envió el currículum y la fotografía de varias mujeres; unos recibieron fotos de mujeres maquilladas y otros sin maquillar. Se preguntó a los gerentes a quién contratarían tomando en cuenta sus antecedentes laborales. ¿Sabes cuál fue el resultado? Los ejecutivos eligieron a las chicas maquilladas, y eso no es todo, les ofrecieron entre un 20 y un 25% más dinero; ello demuestra que el maquillaje de la mujer profesional es tan importante como su ropa y capacidades. Un maquillaje apropiado es aquel que está correctamente difuminado y sin excesos.

Si quieres mejorar tu imagen IQGV pone a tu disposición asesorías, capacitación, libros y cursos online.

Escríbenos a: contacto@imagenquegeneravalor.com

Vídeo

Romeo Beckham, una imagen que genera dinero

Romeo Beckham

Romeo Beckham es una imagen genera dinero, a sus doce años es el protagonista de la campaña navideña de Burberry en la que representa a un pequeño cupido que reparte amor mientras un grupo de atractivos modelos bailan en las calles de la capital británica.

Los Beckham han convertido su imagen en un activo importante sobre el que han construido una identidad sólida. Vean este bien logrado anuncio en el que el valor simbólico de la marca seduce sin necesidad de palabras.

Galería

Lecciones de moda masculina del director creativo de H&M

Lecciones de moda masculina del director creativo de H&M

Andreas Löwestam, director creativo de las colecciones masculinas de H&M dice que desde que los presentadores de noticias y los comentaristas deportivos en Suecia empezaron a lucir muy elegantes, muchos hombres empezaron a cambiar su forma de vestir.

Para estar en tendencia lo mejor es salir y observar en la calle cómo visten los hombres, pues asegura que hay más inspiración allí que en las tendencias oficiales. Andreas nos da un tip interesante, combinar lo caro y lo barato; por ejemplo una camisa H&M con zapatos y cinturón Hermés, y no hacer cambios drásticos cada temporada, su estrategia es añadir un poco de novedad que dé frescura.

¿Qué opinan?

Fuente: El País

Imagen

Vestimenta para la entrevista de trabajo

Si la empresa a la que acudirás es formal lo recomendable es que uses un traje en color sólido, marino de preferencia, camisa de manga larga, corbata conservadora, calcetines oscuros y zapatos de agujeta con suela delgada.

Vestimenta entrevista de trabajo imagen publica IQGV Zegna

Imagen

El traje masculino

Traje cruzado, propio para figuras esbeltas, camisa button down con cuello italiano, corbata en proporción con el ancho de la solapa; un atuendo ideal para el profesionista que tiene claras sus aspiraciones de llegar a la cumbre.  

Checo Pérez viste un traje con ajuste perfecto, saco con solapa tipo escuadra, dos botones al frente (lo que permite ver más tela de la corbata), el largo de la manga y la camisa ideales; simple y elegante.